Publicado el

Salathe Wall, por Max Didier

Max Didier Fighting on Salathe

Breve historia de nuestro embajador Chileno, Max Didier que el pasado año por estas fechas, se embarcó en la aventura de intentar la ascensión en libre de la Salathe Wall, en el Valle de Yosemite.

Texto: Max Didier

Fotos: Nicolas Gantz

Max Didier Offwidth

En Septiembre del año pasado mis compañeros Nicolas Gantz , Carlos Lastra ,Diego Diaz y yo nos embarcamos en la aventura de intentar la ascensión en libre de la Salathe Wall, en el valle de Yosemite. Como cordada me acompañaba Diego, talentoso escalador de Puerto Montt, por otro lado, Nicolas Gantz y Carlos Lastra quienes registrarían el ascenso y apoyarían en todo durante el proyecto.

Al poco tiempo de comenzar el proyecto, un desafortunado incidente acabó con Diego de vuelta a Chile. Por desgracia, los motivos eran de fuerza mayor, de modo que no pudimos hacer nada para evitar su partida.

«Diego partió rumbo a casa y con el partieron también mis esperanzas de escalar la Salathe en libre»

Yo entendí que el proyecto había terminado en ese momento y lo llevé inmediatamente al terminal de trenes de Merced. Diego partió rumbo a casa y con el partieron también mis esperanzas de escalar la Salathe en libre.

Al regresar a Camp 4 no sabía si este viaje tenía sentido aún, sin mi cordada era imposible hacer el pegue. Por suerte, un amigo llamado Austin accedió rapidamente a acompañarnos en el proyecto, lo que nos puso de nuevo en marcha.

El día del pegue nos levantamos a las 4 am y comenzamos a escalar Freeblast. A las 11 am estábamos en el largo 12 (Heart Ledges), ahí comimos algo y continuamos hasta el largo 20. Llegamos a descansar a The Alcove a eso de las 4 pm. Una larga jornada pero ya teníamos los 20 primero largos liberados.

A la mañana siguiente continuamos temprano hacia el primer crux de la ruta; el famoso Boulder Problem. Salió al segundo pegue lo que me dejó muy contento. A eso de las 1 pm ya estábamos comiendo y descansando antes del largo 26.

Max Didier Rest
Max Didier Totem Cam

El tercer día despertamos temprano en «The Block». Preparamos todo y continuamos hacia el segundo crux de la ruta: Enduro Corner. Salió al primer pegue. Muy contentos continuamos por el techo hacia la derecha donde se dividen Freerider y Salathe Wall.

Salió el techo a vista y la alegría fue altísima. Ya estábamos en el borde del Headwall desde donde se veían los tres largos mas duros de la ruta. Decidí escalarlos en artificial para ahorrar energía y para poder llegar a Long Ledge, que sería nuestro campamento hasta liberar estos tres largos. Durante la escalada en artificial aproveché para leer bien los largos. A eso de las 3 pm del tercer día ya estábamos instalados en Long Ledge. Decidimos tomarnos el cuarto día de descanso para recuperar el cuerpo y las manos.

Aquel día fue maravilloso, despertamos sin alarma en una terraza a 800 metros del suelo sin preocupaciones ni tareas más que disfrutar comer y descansar. Pudimos contemplar el valle y ver desde arriba las otras cordadas escalando diferentes rutas del capitán.

Bivouac Salathe Wall

A la mañana siguiente desayunamos y rapelamos los tres largos para comenzar a trabajarlos. El primero es un largo de diédro abierto, ligeramente desplomado, de empotres anchos y salida de placa con pies pequeños. Me tomó toda la mañana aprender la secuencia correcta.

La sexta jornada en la pared fue increíble. Amanecí temprano con altísima motivación, esperamos la luz del sol y rapeleamos al primer largo del Headwall. Calenté un pegue y sentí que al siguiente pegue podía encadenar. Memoricé nuevamente la secuencia y me monté sin expectativas. Pasé el diédro y me pude parar en la placa, por fin llegue al anclaje.

El segundo largo es una fisura desplomada de 40 metros con dos techos pequeños que varía su ancho desde dedos hasta mano apretada, un manjar. Quise dárselo todo en el primer pegue y comencé a escalar pasando por las secciones duras al borde de caer. Avanzaba lentamente, cada vez mas cansado, hasta que encontré un empotre de manos antes del crux final. Estaba agotado y no me sabía la secuencia, intenté resolver dos veces la salida y en el tercer intento volé. El pegue duró 45 minutos y quedé muerto.

Max Didier Boulder Problem

Regresamos a la terraza con una mezcla e sensaciones. Había salido el primer largo y casi sale el segundo, pero se sentían los días en la pared y necesitaba recuperar mis manos para darle nuevamente a la fisura del segundo largo. Decidimos tomarnos el séptimo día de descanso.

Despertamos temprano el día 8, desayunamos ligero y bajamos al anclaje del segundo largo. Comencé a escalar con un poco de ansiedad y sintiendo el cansancio de los días en la pared. Los brazos y las piernas no rendían lo que yo hubiese esperado y volé antes de llegar siquiera al primer crux. Entendí que estaba agotado pero intenté el largo dos veces mas, sin éxito. Exhausto sentí la impotencia de no poder montarme en la ruta, faltaba nivel y resistencia, aunque también sentí el cansancio mental de pensar en encadenar la ruta durante tantos días y ver cómo mis posibilidades se agotaban pegue tras pegue.

«Habíamos hecho todo según el plan. La logística y la cordada funcionaron perfectamente. Mis compañeros me apoyaron a muerte y eso me daba mucha alegría y tranquilidad»

Después del tercer pegue quise subir a la terraza y pensar arriba que hacer con más calma. Cuando llegamos a descansar vimos que nos quedaba comida para intentar un día mas. Decidimos no rendirnos e intentar la fisura una última vez. Habíamos hecho todo según el plan. La logística y la cordada funcionaron perfectamente. Mis compañeros me apoyaron a muerte y eso me daba mucha alegría y tranquilidad. Nos fuimos a dormir sin poner la alarma para el día siguiente. Pensamos escalar la fisura en la tarde y así tener más tiempo de descanso.

Al noveno día desperté y miré la fisura, fue extraño pues ya no sentía esas ganas de antes por encadenarla. Almorzamos y nos preparamos para bajar a probarla por ultima vez. Cuando iba descendiendo por la cuerda, miraba la ruta y sentía el dolor en las manos y pies. El cuerpo parecía no recuperarse durante la noche y la cabeza estaba llena pensamientos ajenos a la escalada. Finalmente, decidí no intentar mas. Liberé las cuerdas y continuamos los 5 largos hacia la cumbre. Faltaron dos largos por liberar, la ruta había ganado esta batalla.

Max Didier Fighting on Salathe

Salimos a cumbre con las ultimas luces. Comimos, celebramos el pegue y nos fuimos a dormir. Despertamos en la majestuosa cumbre del capitán luego de 9 días en la pared, con muchos sentimientos. Por un lado un poco frustrado y decepcionado de mi rendimiento. Por otro lado sentí la felicidad de tener un gran aprendizaje de humildad y tolerancia. Hacia mí, hacia los demás y hacia el fracaso.

Ahora solo espero el momento de revivir esta linda experiencia junto a Nicolas y Agustín. Espero estar mejor preparado para entonces y lograr liberar Salathe Wall.

«La escalada es un deporte donde el progreso esta ligado a la experiencia y eso no se puede acelerar»

Hoy me encuentro entrenando lleno de motivación, para seguir empujando mis limites y lograr metas más ambiciosas. He visto que poco a poco todo es posible, solo hay que tener paciencia y mucha disciplina. La escalada es un deporte donde el progreso esta ligado a la experiencia y eso no se puede acelerar.

He hecho grandes amigos en estos cinco años y tenemos muchos proyectos para realizar con juntos. Continuamos avanzando, que siga la Escalada!!

#totemmt #totemcamspeople #totemcam

Publicado el

Encuentro Roca Nua Montserrat 2019

Escalada Tradicional, fanatismo y buen ambiente. Los tres «ingredientes» utilizados por nuestros amigos de Roca Nua durante el encuentro realizado el año pasado en San Benet (Montserrat)

Texto: Jordi Esteve (Presidente de la asociacion de Escalada Tradicional Roca Nua.

Fotos: Liqen Studio

Han pasado muchos días desde que un pequeño grupo de escaladores se reunió en el carismático refugio de Sant Benet, en el macizo de Montserrat, convocados por la Associación Roca Nua (en el momento del encuentro ACET). Pero lo más destacable es que hacía muchos, muchos años que un grupo de escaladores tan numeroso no se lanzaba hacia las paredes de conglomerado con los sentidos tan alerta a cualquier agujero o bolo donde protegerse y sin buscar ni spits, ni buriles, ni parabolts.

Momentos de descanso y compartir emociones
Momentos de descanso y compartir emociones

La peculiar morfología de la roca montserratina necesita de mucha experiencia y pericia para protegerse con seguros recuperables. Pero llegar a dominar el arte de la escalada tradicional en este lugar ofrece un nivel de satisfacción incomparable. Y era esto lo que pretendían los organizadores del encuentro Roca Nua, que los participantes conocieran la roca y se enfrentaran a ella cara a cara, tan solo con un puñado de mosquetones y cintas y su juego de Totem Cams, tascones y tricams.

Los objetivos, que eran mostrar las posibilidades y técnicas de aseguramiento en el conglomerado montserratino, se alcanzaron de sobras. Todos los participantes escalaron acompañados por un escalador local que les mostraba por dónde iban las vías y les aconsejaban en las diferentes posibilidades de aseguramiento. El nivel de satisfacción fué muy alto tanto para los asistentes como para los organizadores.

Pronto tendremos la oportunidad de asistir a otro encuentro de escalada tradicional para disfrutar de la inigualable sensación de ascender por la roca sin dejar rastro, sin dejar marcas de nuestra incapacidad, sin dejar restos de nuestra humanidad, sólo roca desnuda, ROCA NUA…

#totemmt #totemcams #totemcamspeople

Publicado el

Trailer «NON EXPANSION» A6

NON EXPANSION Trailer

Ética y compromiso de la mano de Genis Hernandez, Jan Casas y Marcel Millet…. Escaladores experimentados con mas de 1000 aperturas a sus espaldas, casi todas NON EXPANSION de dificultad extrema, A5+, A6… donde la cabeza y los Totem Cams juegan un papel imprescindible.

«Totem nos da la seguridad que no nos dan otros friends, ya que trabaja con levas independientes y para artificial extremo es ideal, ya que los emplazamientos suelen ser irregulares y otro tipo de friends no nos daría esa seguridad». Genis Hernandez

Texto: Jan Casas

La escalada es una extraña actividad en la que la relación de la cordada es muy intensa. Primero es la amistad. Después es la cordada. La afinidad es imprescindible. Así es como casi sin darnos cuenta hemos formado un equipo muy cohesionado Marcel Millet, Genís Hernández y Jan Casas.

Marcel Millet pertenece a un perfil de escalador ya en extinción. Marcel es más reconocido que conocido. Su nombre no les dirá nada a la mayoría de las nuevas generaciones. Para el resto, Marcel Millet es un referente en la escalada. En su dilatada y destacada trayectoria, Marcel ha destacado por estar siempre en la cresta de la ola. Como si de un visionario se tratase fue el impulsor del free climbing moderno de la mano de John Readhead. La bota rígida imperaba y lo que importaba era llegar a la cima.

Nos situamos por el 81 del siglo pasado cuando Marcel ya abogaba por el rotpunkt y por minimizar el uso de expansiones. Un largo historial de respetadas aperturas en cualquiera de las modalidades de lo que entendemos por escalada en roca, desde la icónica Brown Sugar de La Mómia, pasando por la Alternativa 3 del Plátano de Diablos o La Sant Josep Fuster -Agulla del Centenar-. No vamos a citar dificultades. No por no ser relevantes, puesto que siempre son notorias, sino que vamos a subrayar la impecable ética en su ejecución. Ahora ya sexagenario, el brillo de la ilusión no le ha cesado, compartiendo mayúsculas aventuras para engrosar su extenso repertorio de anécdotas que convierten cualquier bivac en un festival de risas y recuerdos inolvidables.

Genís Hernández se formó como escalador en Montserrat y en Can Tobella -Esparreguera-. Hijo de la época dorada de cuando las tribus colonizaron Sant Benet como su hogar. Bebió del purismo más exacerbado. Representado por jóvenes que encontraban refugio en las paredes de Montserrat compartiendo una pasión por la dificultad que les hacía sentir libres. Intentaban olvidar las reglas de un sistema perverso. Su extenso historial aperturista sólo es comparable con el afàn inquebrantable de respetar la roca. Incansable en su empeño de empujar los límites, se ha convertido en símbolo de un oficio al que sólo se llega después de años de un largo y extenuante aprendizaje.

Jan Casas colabora en equilibrar la locura y la extrema locura con un poco de necesaria cordura. Reconocido aperturista, dispone de un historial menos extenso, resultado de priorizar la calidad por encima de la cantidad. La escrupulosa ética vertida en sus líneas han conseguido impregnar un sello de calidad y dificultad a partes iguales en sus itinerarios. La veteranía no le ha impedido ascender recientemente el Capitán -Yosemite- con su hijo Miquel de 17 años, elevando a la categoría de reto el verbo compartir.

Por último y no por ello menos importante, Joaquín Tarrafeta Gónzalez es nuestro enlace con la tierra firme. Ayuda incondicional y puntal imprescindible de apoyo logístico, fotográfico y de lo que fuera menester.

Los tres escaladores poseen características comunes, pero hay un denominador común que sobresale por encima del resto: el respeto por la roca. En los últimos años tanto Marcel como Genís ya llevaban un buen historial en subir el listón de la dificultad en artificial. Buen ejemplo de ello son “La histérica” -A6- y “El noi del sucre” -A6-. Es en esta nueva aventura del 2019 donde Jan Casas se adhiere al equipo NON EXPANSION. Aventura que se ve interrumpida por esta pandemia que nos ha obligado a postergar la culminación de la cima.

«Los humanos se ha acostumbrado a adaptar el medio a sus necesidades. Los escaladores no son más que una muestra más de esta práctica».

El equipo NON EXPANSION pretende aportar una visión generosa de la escalada: permitir al repetidor escalar tal como lo hizo el aperturista. No es nada nuevo. Lo nuevo es abusar de los medios técnicos para rebajar la dificultad en nombre de la seguridad y convertir la avaricia en un buque insignia.

Los humanos se ha acostumbrado a adaptar el medio a sus necesidades. Los escaladores no son más que una muestra más de esta práctica, modificando el reto propuesto por la vertical, ya sea esculpiendo o taladrando, en definitiva, diseñando una dificultad asequible.

Los avances técnicos facilitan la dificultad. Totem con sus dispositivos de levas ofrecen características únicas para el desempeño del NON EXPANSION. Ligereza, versatilidad, polivalencia, seguridad, resistencia. Una larga lista de características que los hacen compañeros imprescindibles para una escalada limpia y sin usar medios permanentes ni de protección, ni de progresión ni en las reuniones. El uso concienzudo y experimentado de los Tótems los hacen candidatos ideales para ser usados en este tipo de escalada.

Son los únicos dispositivos de levas que pueden soportar cargas usando dos levas. Esto les confiere una versatilidad difícil de explicar cuando se desconoce la magnitud de la tragedia. Cuando muy poco, significa mucho.

SELECCiÓN NATURAL es el nombre que recibe el proyecto que próximamente dará a la luz esta cordada y que su nombre pretende ser una carta de presentación. Las dificultades alcanzadas son propuestas de cotación que desafían los límites de esta modalidad. Se pretende con este breve artículo, poner en valor el proyecto y ofrecer un aperitivo de lo que está a punto de acontecer y del que informaremos extensamente.

#totemmt #totemcam #totemcamspeople

Publicado el

Historia de una larga aventura, por Fabian Buhl (FFA Déjà, 8c+)

Historia de una larga aventura cuenta la historia de compromiso y dedicación para afrontar la primera escalada en libre de una de las vias de largos mas dificiles del mundo: Déjà, 8c+ (Rätikon)

Texto: Fabian Buhl

Déjá (8c+) FFA

Una aventura totalmente nueva en Rätikon comenzó para mi cuando Beat Kammerlander me suguirió que probara la via Déjá. Pese a que Beat estuvo trabajando intensamente en ella, hasta entonces no se había visto ninguna ascensión en libre.

En un primer vistazo al croquis, descubrí que la primera ascensión fue a cargo de mis amigos Michi Wyser y Andres Lietha, a quien por aquel entonces todavía no conocía.

Conocí a Andres por primera vez en el Invierno de 2018, cuando tras hablar sobre Déjà se propuso como mi compañero para realizar la escalada.

Andres Lietha Déjá

En la primavera de 2015, finalmente acepté el desafio y me dispuse a analizar las secciones clave de la ruta. Tras un tiempo de dedicación, finalmente puede encontrar un metodo que me permitió imaginar por primera vez la posibilidad de liberar la vía. La verdad es que nunca he tenido que trabajar tan duro como con Déjà para conseguir descifrar todos los movimientos de una vía de estas características.

Fui una temporada tras otra a Rätikon, a menudo sólo para jugar y optimizar los movimientos de la ruta. Al poco tiempo de comenzar a analizar la vía, me di cuenta de que necesitaba condiciones extraordinarias, ya que el tipo de escalada no permitía escalar en dias muy calurosos, pues acabaría resbalandome.

Fabian during the FFA of Déjà

En otoño de 2018 decidí dedicar el tiempo suficiente en mi agenda para afrontar con total compromiso el reto. Necesitaba planificar con antelación los entrenamientos para llevar mi nivel físico a las condiciones ideoneas para afrontar la escalada.

Me costó bastante adquirir las condiciones físicas que deseaba, pero finalmente el 6 de Octubre estaba de vuelta en Rätikon. Lo cierto es que pese a que las condiciones físicas me ayudaron durante la escalada, el tipo de vía exigía una precisión y una técnica tal, que tuve que memorizar de nuevo todos los movimientos para no cometer ningún error. La desventaja fue que nunca pude probar mas de 3 o 4 veces los movimientos del paso clave, ya que las regletas son tan pequeñas y pinchudas que acaban por romperte la piel.

Sabía por los años anteriores que la prioridad principal era no tener ningun corte. Por lo tanto, invertí siempre el primer pegue en el largo duro. Tras un par de intentos pasaba a concentrarme en el resto, que también requerían técnica y expecial dedicación.

«Decidí que las condiciones idoneas para liberar el largo eran las de un día sin sol y una temperatura de -2 a 5 °C».

Tras haber trabajado todos los largos llamé a un par de amigos para que vinieran conmigo a intentar encadenar, pero la verdad es que el largo clave seguía siendo un problema dificil de resolver. Estudié los movimientos intensamente y descubrí exactamente a que hora del día y a que temperatura debía intentarlo. De modo que decidí que las condiciones idoneas para liberar el largo eran las de un día sin sol y una temperatura de -2 a 5 °C.

La desventaja de la última temporada fue que nevó bastante, lo que complicó la aproximación con mi coche. Recordaré el día anterior al encadenamiento por el resto de mi vida.

Condujimos a través de la nieve pesada hasta que mi viejo coche se quedo totalmente atascado. No preocupados por la situación, hicimos la mochila y nos fuimos a escalar. Este habría sido un día perfecto para encadenar Déjà. Por desgracia, las nuves entraron y el viento aumento considerablemente.

En el noveno largo el viento empezó a pegar con fuerza, lo que hacía imposible que nos mantuviéramos calientes. Intenté el largo un par de veces, pero siempre acababa cayendo al borde de la hipotermia. Decidímos que era el momento de abandonar.

Acabé bastante desanimado aquel día, pero Andrés me dijo: «No te preocupes, volveremos! Hoy no vale la pena intentarlo.» Tenía razón. Mientras hacía el rapel, reflejé sus palabras en mi mente y me relaje pensando que tenía todo el invierno por delante.

El día del encadenamiento hicimos la cita como de costumbre a las 7:42 en la estación de tren de Landquart/Graubünden/Suiza. Me levanté a las 6:00 am y me dirigí a recogerlo. Aquel día no dormí bien y me levante con mucho sueño. Afortunadamente, en el momento en que recogí a Andrés mi motivación aumentó.

«Después de cuatro largos sin esfuerzo llegué a la crux y pude escalarlo al primer pegue.»

Nunca he escalado tanto en modo de piloto automático como en aquel día. Después de cuatro largos sin esfuerzo llegué a la crux y pude escalarlo al primer pegue. Me sorprendió que algo en lo que había trabajado tanto tiempo puediera salirme tan fácil.

Free ascent Deja

Llegué al último largo y supe que sólo me quedaba un 6b+ para llegar a la cima. Sabía que mi historia que ya duraba 4 años pronto se acabaría. Escalé el último largo y me arrastré hasta la pequeña cueva de roca. Andrés se metió en la cueva y me di cuenta de que para mí era una historia de cuatro años, pero para Andrés ya eran 27.

De repente, Andrés sacó una botella de champán. Al parecer, tenía mas esperanzas que yo en aquel día. Fue un momento surrealista compartir la copa de champán en este lugar único. Pero lo fue aún más el hecho de que Andrés estuviera en ese lugar hace 27 años para realizar la primera ascesión de Déjà y ahora estuviera aquí tras la primera ascensión el libre.

Gracias a todos mis amigos por su apoyo, sin vosotros hubiera sido imposible.

6a+,6c+,6b+,7c,8c+,7c+,6b+,6b+,7c+,7a,8a+,6b+

Celebration FFA déjá

#totemmt #totemcams #totemcamspeople

Publicado el

«Sense Retorn» (No retorno)

Recientemente estrenada en el Mendifilm (festival internacional de montaña), «Sense Retorn» cuenta la historia del atleta de Totem MT, Siebe Vanhee y su proyecto de apertura y liberación de una nueva ruta en la «Paret de Catalunya» (Montrebei).

La historia cuenta como el equipo compuesto por nuestro compañero Siebe y sus amigos Roger Molina y Jorge Solorzano, se embarcaron en la aventura de abrir una ruta en un lugar dónde predomina el respeto por la #escaladatradicional y dónde los Totem Cam juegan un papel fundamental debido a las peculiaridades de esta increible pared.

Todo esto apoyados sobre los valores de trabajo en equipo y el respeto al medio, valores que rigen también nuestra actividad.

Trailer

Los momentos

#totemmt #totemcams #totemcamspeople

Publicado el

Fiordland climbing expedition. Much more than climbing

Text: Olivia Page

Almost one year to the day I was overlooking Wanaka lake applying for a women’s adventure film grant: “The Travel Play Live Women’s Adventure Grant is not about ‘Insta-worthy’ pictures of smiling women with perfect hair or pink washing the adventure / outdoor space” – TPL. I was submitting an idea for an all-female first peaks traverse and accompanying first rock climbing ascent in Fiordland, New Zealand. The fact that it was all-female was not really the hook, as very few people venture into this region – man or woman – but it would increase the visual presence of females following bold and exciting ideas in the outdoors.

Today mens sports receive over 90% of traditional media coverage. This has crippled the gender balance in the outdoor world by skewing females perception of where they fit into it. It has created what might be considered a self fulfilling prophecy. Exposure to athletes and mentors through the media creates an environment that encourages, inspires and pushes people to achieve bigger and bolder objectives. Females need mentors they can relate to.

Now one year on the same view fills my vision. A storm is rolling over the mountains and I’m wondering if in seven days Fiordland will open her gates to us. Our three peaks ridge line traverse of Terror Peak, Mount Danger and Lady of the Snows looks possible, if the weather plays nice. It rains up to 8 metres a year there. To our knowledge no one has attempted parts of the traverse due to the exposure and complicated terrain. In saying, a possible first climbing ascent up a canine tooth shaped peak in between Terror and Danger, unofficially named The Tusk, is well on the cards. The only other person known to attempt it tragically fell from its precipitous features – it is unknown if he’d made it.

Climbing in the mountains is a challenge. Filming in them is double that. We cannot go as light and fast as we’d like. Things take longer. Heavy packs hinder movement, ropes will probably come out more often than if we went light. Camera gear doesn’t like rivers, cold temperatures or rain. The list goes on. 

The film will hopefully be a story about four female climbers brought together by the spirit of adventure, a love of nature and the lust for climbing untouched aesthetic granite lines in rarely explored regions. United in their desire to push their limits, they dream to achieve something that can inspire the next generation of females to be explorers, adventurers, thinkers and eco-warriors – in a time when urbanisation and industry is threatening the natural environment, and humanity’s connection to it. 

The Totem Team:

Liz Oh AUS: Climber, scientific diver, nurse.

Rosie Hohnen AUS: Climber, outdoor guide, ecologist.

Ana Richards NZ: Climber, conservationist, explorer.

Olivia Page AUS: Climber, photographer, writer.

Additional film crew:

Simon Bischoff AUS: Drone pilot.

The team

Website:

www.oliviapage.com.au/womensadventuregrant

Instagram:

https://www.instagram.com/olivia__page/

https://www.instagram.com/fiordland.climbing.expedition/

#totemcamspeople #genderequality #allfemaleclimbingexpedition #fiordlandclimbingexpedition #ecowarriors

Publicado el

Sharks of Königssee (8a, 250m. Berchtesgaden / Germany) By Luka Lindic

Text: Luka Lindic
Photos: Stefan Wiebel / Luka Lindic

Luka sending the route

I am still new to Berchtesgaden Area and after a long time following the winter around the globe I was psyched to explore the area that is offering incredible rock climbing potential. Together with my girlfriend Ines Papert, who is Living in the area for more than 20 years we spotted a good looking line on «Alpltalkopf» north face. We opened the route ground up mostly using cams and pitons with bolts being the last option. I was super happy to have Totem Cams on my harness as they are simply the best in limestone, where the cracks are often full of uneven features.

Working on the route

We needed five days to open nine pitches of the route to the flat top. After a day cleaning it was time for a fun part with free climbing the route. I managed to grab a red-point ascent quickly but the crux boulder in the most difficult pitch was causing problems for Ines. She managed to stay psyched and patient. It was a nice experience to be a support when someone you care about the most is trying to realize something close to the limit. After a short rainy period we walked up there together again and Ines managed to send the route as well.

Luka and his partner Ines after sending the route

It was a nice come back for us after a thought experience on our last expedition. Two year ago love brought me to Berchtesgaden area. I immediately noticed how proud the locals are of this truly spectacular place full of mountains and lakes with Watzmann being the highest mountain and Königssee the biggest lake. At the beginning our relationship was a bit of a target for the «sharks teeth» of some local people and after some time I started calling them Sharks of Königssee. I knew a name of the a new route we might climb one day was born. Now its there as a funny memory of our beginning. I am very grateful so many of the local climbers welcomed me so nicely and look forward to share climbing days in this magic place.

Topo

 

#totemcamspeople

Publicado el

«The Big Easy» By Fabian Buhl

In the summer of 2018, our Totem MT team member, Fabian Buhl, went to Pakistan with the goal of exploring new rock climbing routes on the Karakoram Ridge. «The Big Easy» was the consequence of this trip, but this story is not only about alpinism. Fabian defines this trip like an inflexion point on his career, for sure, his words will help you to set new challenges!

Beginning of the headwall

Small, complex and very difficult was my universe when my climbing career as a Boulderer started. Nonetheless the last years I have dedicated a lot of time and energy into expanding my climbing universe into unknown and larger playgrounds of more and more alpine terrain.

I got totally absorbed in solo climbing and my goal for the winter and summer 2016 was trying to push the limits in this rarely played game. Like in bouldering failure did not put me down. It was only a source of energy to improve, because it showed me the weakness of my solo system. Exactly the rope handling and all the little details of the alpine trickery got me really involved, it fits perfectly to my methodical way of thinking.

Personally, I experience in alpine climbing additional things that keep me motivated to expand and try to improve this for my new universe, the physical demand can fully push you into a deep and satisfying exhaustion. In Contradiction to our world where we try to insure ourselves against everything and everyone, in alpine climbing you are absolutely responsible for your own action and have to deal with the results of it, most of the time very soon or you will feel it to your disadvantage. This leads to the most important and most satisfying part which I found in alpine climbing, absolute trust into your climbing partner. It is the only insurance you have during these long and strenuous days spend up on the mountains.

The logical consequence of my search to experience and learn more and more of the alpine world was the dream to go to the greater ranges. On one of our trips Alexander Huber and me came up with the idea to make a proper but small expedition in the summer of 2018. We just needed to define a goal, which fits both of our ideals. As we are climbers, we were searching a challenging goal which offers mostly good rock climbing. Alexander has been in Pakistan the year before and saw an amazing and elegant arete, located just above the Choktoi glacier.

Approaching to the wall

The arete we declared our target with a length of 2200m and shines from first to the last daylight. It is one of the most prominent and obvious lines in the Choktoi valley.

In Skardu the outdoor adventure really began by driving with a classic vintage Toyota Jeep, along the spectacular gorge of the River Braldo to Askole. Quite impressed by the rough road 100m above the gorge, which is not a road to western standards, and the exceptional skills of our driver, we arrived in the beautiful village of Askole with the fading light. It is the last village up the valley, which is year round inhabited and surrounded by an incredible mountain scenery. Askole is the perfect Balti villages and shines in most picturesque nuances of green I can imagine and are in big contrast to the surrounding brownish sand and rock landscape with white majestic glaciers on top of the mountains.

Early morning of the next day we started our 4 days march to basecamp. I felt a bit weird, strolling leisurely with my day bag upstream the River Braldo, while the porters overtook me with 25kg backpacks. Soon I realized that already the altitude of 3500m takes it´s toll and it is better to take it easy and acclimatize proper and gradually.

The next days we hiked each day for about 6-7 hours and spending the nights in one of the camps alongside the way. We gained approximately 500m of height each day.

From day 3 on the march we saw our line and were fascinated by the elegance of it, it has shined all day long in the sun. After a short walk of day four we reached the place where we searched for basecamp, quickly we found a perfect place.

We established our spartantic but very comfortable basecamp and it offered all we needed. Luckily the weather stayed good, so there was enough time to rest and get a better acclimatized to BC level. The first gear transport was as scheduled to set up ABC at 5000m.

Gear

We knew that the weather will stay good for the next days we directly conducted one more material transport with the purpose of staying 2 days in ABC to get further acclimatized. Within this stay at ABC we climbed the first of the 3 big waves of our chosen line. Already after the first pitches we realized that the route will take much more commitment and energy as we thought.

After the bad weather, we had fully recovered and were super keen to go up the mountain and started to work on the main part. We ascended our previously fixed rope and climbed the whole middle part a quite flat arete until we established our Camp. The Camp was a jackpot, as it was the only flat spot on the entire ridge line and it is located perfectly for camping with an incredible panorama in 5500m with the Latoks and Ogres range just across. Even more excited we were about the perfect splitter cracks that we saw just above us. They are as impressive as in Yosemite and it is a gift finding this perfect rock and beautiful line in the heart of our route at 5500m.

Moments of exposure

The next day, as the terrain is flatter, waking up to the sound of snow falling on our tent, we knew it will not be a walk in the park and even thought about bailing. In the end we tried it anyways, because we knew it will be essential for our summit push. It snowed all day long a little bit but as the rock was anyway snow covered and we where on quite flat but tricky terrain, it was ok. Actually I liked the little alpine weather and constantly changing from crampons to rock shoes, it was the perfect contrast to the previous Yosemite-style day. It showed us once more how complex the route will be. Arriving below the headwall, it was clear it will be the crux of the route and is way steeper as we expected it to be, totally snow covered it looked frightening.

Unfortunately the weather got bad for nearly a week, we spend the days relaxing, reading and playing chess, but always being concerned about the head wall, because with this much snow and ice it will be really difficult.

The good weather came and we went up the mountain again, for its final push. Arriving in camp we made a little brew and went straight to bed, because already four hours later we where having breakfast on our terrace with an incredible sunrise. What a beautiful start of the day!

Camp during the morninglight

Soon we arrived at the headwall in order to climb the first 200m of it this day, as we expected the cracks where still totally iced up and the terrain way steeper as we imagined.

As we found no other bivi spot we needed to go all the way down to camp again. Anyway we knew that if everything works out we will make our summit push tomorrow, that is why we did not really care. The next day we climbed up to our highpoint again, from here we wanted to follow a corner system. The only downside, it was totally iced up, but it still looked liked the easiest option and so I got some really nice mixed pitches, before standing on the pre summit.

Working on the mixed gully

From the pre summit we needed to rappel to the col, which leads via long snow arete with some climbing to the main summit of Choktoi Ri. I wanted to belay Alexander directly, sitting on the summit, when I realized the summit is a big cornice. A little unsure about my stupid behavior, I went down and made belay that we both can safely go on the small main summit and have a little break and just enjoy the great view towards China and over viewing the Karakoram. As Choktoi Ri is the highest peak of the range we where really freestanding. Reflecting the line on the summit, we realized how fortunate we are, with being able to first ascent this prominent line, which took a lot of energy but the 2200m of climbing rewarded us with a great variety and always kept on giving new challenges. In the end we needed all our skills to complete “The Big Easy”. The most important is, that we have had an amazing time, with a lot of laughs and without any bad mood, in the peaceful and calm Karakoram, because we just did what we like and for what we live for. It clearly showed me the smaller the expedition the richer the experience!

Summit of «The Big Easy» (Summa Brakk)

#totemcamspeople

Publicado el

Angel Salamanca y Jao Garcia, nueva vía en un seismil virgen de Nepal

Montaña virgen de unos 6080 metros de altitud.

Nuestro compañero Angel Luis Salamanca se fue a finales de Abril de este año con su compañero Jao Garcia a Nepal, con la idea de abrir una nueva via en un seis mil virgen cerca de Lobuche.

A su vuelta, Angel nos cuenta su experiencia:

Pico virgen y sin nombre de unos 6080 metros
Pico virgen y sin nombre de unos 6080 metros

A finales de Abril nos dirigimos a Nepal con la idea de subir la imponente cara norte del Lobuche West, pero un desprendimiento en su pared, nos hizo cambiar de planes y fijarnos en un pico virgen y sin nombre, de unos 6080 metros de altura y 900 metros de desnivel. Este pico se encuentra en el Changri Nup Glacier, muy cerca del Everest. Es un valle casi virgen y muy poco visitado.

Partimos de la localidad de Lobuche , a unos 4900 metros de altura. Llevamos en dos días, el material para poder montar el campo base en una zona sin rocas a unos 5100 metros. Fue muy duro, 10 horas de caminata cada día, nevando, con la meteorología en nuestra contra, el peso a nuestras espaldas y una morrena infernal que se encuentra en este valle. Pero ya estamos asentados y listos para la aventura.

Angel chequeando el material
Angel chequeando el material

Comenzamos a caminar a las 3 de la madrugada, con los frontales puestos. Solo se oyen nuestros pasos y el cantar de las perdices nivales, habitantes de esta zona. La primera silueta que se ve al salir el sol es la del Everest. La vía empieza con buena nieve, pero al salir el sol, rápidamente se empieza a reblandecer. Comenzamos con unos 55 o 60 grados de inclinación, para según vamos avanzando, ponerse hasta los 70 grados de media y 80 grados al final, con un hielo durísimo y las mochilas a nuestras espaldas para hacer un vivcac. El peso de la mochila con los enseres del vivac (que al final no usamos) y los 6000 metros de altura, iban pasando factura. Pasamos de hacer los largos al tope de cuerda, a hacerlos de 15 metros. Metíamos dos o tres tornillos y nos colgábamos a descansar. La protección era sobre todo con tornillos de hielo, pero alguna roca aparecía en el lugar, con alguna fisura donde poder colocar nuestros Totem Cams o algún Basic, que entraban a cañón.

El Totem Cam 0.50 en acción
El Totem Cam 0.50 en acción

Cuando llegamos a la arista cimera, nos empezó a caer copos de nieve bien gordos, que taparon rápidamente las grietas que había en el suelo, causándome la caída en una de ellas y agarrándome con los brazos abiertos para no irme hasta el fondo. Calculamos mal la ruta y aparecimos como a unos 30 metros a la izquierda de la cima. Tan cerca, pero tan lejos, con nieve fresca y sin poder ver bien, decidimos volver a bajar con el mismo peso de las mochilas que nos habían fastidiado tanto en la subida. A punto estuve de tirarla de una patada para encontrármela después abajo, pero lo pensé mejor y no hice el tonto.

Nuestro compañero en acción
Nuestro compañero en acción

A las 6 de la tarde, mas secos que una pasa, de no haber bebido casi agua, llegamos al campo base. Dejamos las mochilas apoyadas en una piedra dejando que se tapasen por la nieve que caía. Nos metimos en los sacos de dormir para relajarnos hasta el día siguiente, pero el dolor que tenía en los dedos de dar cramponazos contra aquel hielo tan duro, no me dejo dormir nada.

Por la mañana, estaba todo tapado de la nieve recién caída, el sol salió, nos atrapó y Morfeo nos dejo dormir un poco.

Aunque no llegamos a la cima por muy poquito, nos quedamos con el buenísimo sabor de boca que nos dejó esta montaña, Nepal y sus gentes. Volveremos…

Publicado el

Trailer de «Why not» una historia de superación

«Si te caes, recuperate, maneja la adversidad y encuentra siempre el coraje y la energía para continuar. ¡Haz que tu existencia sea única

Lola en Yosemite
Lola en Yosemite

Eleonora » Lola » es una apasionada escaladora en todos los sentidos.

En Marzo de 2015, mientras escalaba una cascada de hielo en Val Daone, fue víctima de un terrible accidente en el que perdió la movilidad de sus dos piernas. Para Lola sin embargo, el deseo de reanudar su actividad física y de volver a la escalada es abrumador, y después de unos meses de rehabilitación, ella acepta sin dudar la propuesta de Diego Pezzoli de escalar con equipamiento especial, una de las vías del impresionante «Capitán» en el Parque Nacional de Yosemite.

Salud! Yosemite Campo 4
Salud! Yosemite Campo 4

La película es una historia de esta experiencia, sin querer ser una historia del ascenso, mas bien una historia de cómo la preparó y vivió, en una mezcla de sonrisas despreocupadas, acción y horas y días junto a grandes amigos.

https://youtu.be/31u4ote2LMo

«Gracias a este proyecto, pude apreciar el poder real de Eleonora» (Diego Pezzoli)

Lola y Diego
Lola y Diego